Seguro te ha pasado: te palpas los bolsillos y no sientes tu celular, acto seguido sientes que se te va el alma. Normalmente esto queda en un simple susto, pero cuando se trata de uno justificado, ya sea porque lo perdiste o te lo robaron, el tiempo es súper valioso. Cuando te encuentras en esta ...